Covid-19: El mundo levanta la guardia contra la variante Delta

El mundo levanta la guardia ante la expansión de la variante Delta del coronavirus.

En Estados Unidos, más estados y ciudades restablecieron la orden de usar barbijo y decretaron la vacunación obligatoria contra el coronavirus en algunas circunstancias en medio de un fuerte rebrote causado por la variante Delta que disparó las hospitalizaciones a niveles no vistos desde el año pasado.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció este martes que desde el 16 de agosto se exigirá un certificado de vacunación para acceder a restaurantes, salas de espectáculos y gimnasios, con lo que su ciudad será la primera del país en crear un pase sanitario similar al ya adoptado, no sin polémicas, por algunos países de Europa.

El rebrote se atribuye a la mayor contagiosidad de la variante Delta y a la renuencia a vacunarse, tanto que el país recién alcanzó este martes, un mes después de lo pretendido, la meta del Gobierno de aplicar al menos una dosis al 70 por ciento de la población adulta.

En el sur del país, el Gobierno de Louisiana, uno de los estados con menor tasa de vacunación, ordenó el lunes que todas las personas, vacunadas o no, usen tapabocas en todos los lugares públicos cerrados, incluyendo escuelas y universidades.

Corrieron el arco

El presidente Joe Biden se había fijado como meta vacunar con una dosis al 70 por ciento de la población para el 4 de julio último.

Ese porcentaje era el piso de vacunación que según estimó en un principio el Gobierno iba a ser necesario alcanzar para lograr la inmunidad de rebaño en Estados Unidos.

Sin embargo, ahora ese nivel se considera insuficiente a tal fin ya que la variante Delta constituye más del 90 por ciento de los casos y es tan contagiosa que permitió un resurgimiento del virus con una fuerza inesperada.

Estados Unidos aún no alcanzó la otra meta del Gobierno demócrata de vacunar plenamente a 165 millones de estadounidenses para el 4 de julio. Aún está a 8,5 millones de personas de lograrlo.

Los nuevos casos diarios se han multiplicado por seis el mes pasado, hasta un promedio de casi 80.000, un nivel no visto en el país desde mediados de febrero.

Las muertes diarias se incrementaron en las últimas dos semanas de un promedio de 259 a 360.

Testeos masivos en Wuhan

En tanto, China suspendió este martes vuelos y servicios de trenes, canceló partidos de la liga profesional de básquet y ordenó testeos masivos en Wuhan, luego de que un creciente rebrote de coronavirus causado por la variante Delta llegara a la ciudad donde la enfermedad se detectó por primera vez a fines de 2019.

El total de casos confirmados de la variante Delta es todavía de unos pocos cientos, pero están mucho más esparcidos por el territorio que en cualquier otro rebrote con el que haya tenido que lidiar China desde el foco inicial, que impactó con dureza en Wuhan a principios de 2020 y se extendió desde allí al resto del mundo.

China no eliminó aún el coronavirus pero lo contuvo casi por completo gracias a campañas de testeos y aislamientos masivos cada vez que enfrentó un rebrote. Ninguno de los anteriores había traspasado los límites de una ciudad o una provincia, pero esta vez hay casos en más de 35 ciudades y en 17 de las 33 provincias.

Las ciudades de Nanjing y Yangzhou cancelaron todos los vuelos de cabotaje, mientras que Beijing, la capital, ordenó la suspensión de los servicios de trenes de larga distancia desde 23 de sus estaciones.

Alerta en Israel

Por su parte, el Gobierno de Israel informó este martes más de 3.000 casos de coronavirus en un día por primera vez desde marzo, en un momento en el que las autoridades están sopesando imponer nuevas restricciones a causa del aumento de los contagios durante las últimas semanas, un alza atribuida a la variante Delta.

El Ministerio de Salud israelí indicó en su reporte habitual que el lunes se registraron 3.818 positivos, lo que eleva el total a 881.282 casos, con 6.492 muertos.

Asimismo, el organismo resaltó que en estos momentos hay 22.345 casos activos en el país, incluidas 221 personas en estado grave -51 de las cuales están en estado crítico y 46 conectadas arespiradores-, informó Europa Press.

El reporte manifestó además que la tasa de positividad se sitúa en el 3,78 por ciento y destacó que 5.790.758 personas recibieron hasta ahora una dosis de la vacuna, incluida 5.381.178 que cuentan ya con la pauta completa.

En tanto, Irán reportó más de 39.000 casos positivos de coronavirus en la última jornada, un nuevo récord para la República Islámica que deja en casi cuatro millones el total de infectados desde el inicio de la pandemia.