China: testearán a todos los habitantes de una región tras detectar cuatro casos de la variante Delta

La región semiautónoma china de Macao ordenó este miércoles pruebas de detección del coronavirus para todos sus residentes, después de que se comprobaran cuatro casos de la variante Delta en una familia, tras más de 16 meses sin contagios.

Durante los próximos tres días, las autoridades planean hacer pruebas a los 680.000 residentes en 41 centros de pruebas, aseguró el Gobierno de esta excolonia portuguesa.

Estas pruebas son una de las medidas anunciadas después de que Macao, la única región china donde las apuestas son legales, registrara 491 días sin una sola infección local.

Las autoridades están investigando si la hija de la familia contrajo el virus en un vuelo de Zhuhai a Xi’an en China continental en julio, informó el jefe del ejecutivo de Macao, Ho Iat-seng.

El mismo vuelo transportó a otras dos personas infectadas de Nanjing, centro de un brote de la variante Delta en China que ha provocado más de 300 nuevos casos en 15 provincias y ciudades en dos semanas.

Esta mañana se formaron largas filas fuera de los centros de pruebas y la aplicación de salud de la ciudad se bloqueó, informó la agencia de noticias AFP.

Macao adoptó la aplicación de China continental, que clasifica el riesgo de infección, rastrea el movimiento y genera pruebas y registros de vacunación.

La región semiautónoma ha tenido bajos registros de infecciones gracias a que se cerró al resto del mundo durante gran parte de la pandemia e impuso restricciones a las llegadas desde China continental.

De ahí que sólo ha contabilizado 60 contagios y ninguna muerte.