Bajó el “blue” pero las empresas comienzan a ver subas de costos por la inflación

En una jornada donde el dólar libre se replegó más de un dos por ciento respecto del inicio de la semana, por segundo día consecutivo el Banco Central debió salir a vender reservas para responder a la demanda de la divisa.

Esta vez lo hizo por 70 millones de dólares, cifra similar a la que ya había dejado en el mercado este martes.

Al caer la tarde, el dólar blue cerró sus operaciones a 177 pesos para la compra y 180 pesos para la venta en la Capital Federal, lo que representa una caída del 1,64% comparado con el miércoles.

Pero cuando el valor se coteja contra el precio del lunes, la disminución alcanza el 2,11%, dado que ese día había llegado a 184 pesos.

En tanto, con el precio de hoy, el dólar oficial acumula una suba del 0,99% en este mes de julio a punto de concluir. El Banco Nación lo ofrecía a 97,75 para la compra y 101,75 para la venta.

Aunque se trata de dos mercados separados –el oficial y el blue– a nivel oficial y empresarial las dos situaciones fueron seguidas de cerca por la brecha entre uno y otro.

Precisamente, en la llamada City porteña se destacó la aparición de “manos amigas” que salieron a ofertar dólares en el circuito informal. La situación puede obedecer a gestiones del Gobierno o también a la existencia de personas que cuando el dólar se posicionó a 184 salieron a “tomar ganancias” por haberlo comprado a cifras inferiores.

Otra explicación puede estar en lo que los economistas denominan “el ancla del dólar solidario”. Como empresas e inversores pueden acceder a dólares financieros legales, el circuito del dólar informal queda acotado a lo que se llama “el chiquitaje”.

El dólar quedó por otro lado bastante alto como para que una persona asalariada pueda hacer la bicicleta con la compra del cupo mensual de 200 dólares, ya que para ello necesita aproximadamente la mitad de un sueldo promedio.

En tanto, por la demanda que plantea el comercio exterior para importaciones, el Banco Central salió esta tarde a entregar divisas al precio oficial, por unos 70 millones de dólares. Si repitiera mañana y el viernes estos montos, julio terminaría con una acumulación de reservas de unos 750 millones de dólares, sobre 904 millones que tenía.

El Banco Central sostiene un saldo neto comprador de 7.360 millones de dólares desde el arranque de 2021 pero enfrenta la segunda parte del año donde existen menos liquidaciones.

“El gobierno no quiere ver subir las brechas Pero con una inflación del 3% mensual, una suba del dólar oficial del 1% mensual y más pesos en la calle no queda otro camino que aceptar mayor brecha o poner dólares”, evaluó el analista Christian Buteler.

Impacto

Mientras tanto, en Córdoba algunas empresas comenzaron a advertir sobre dificultades con los precios o el suministro de insumos, al igual que con el contexto global que complicó el acceso a los embarques para la exportación.

“Ya nos comunicaron una suba en el precio de toda la línea de neumáticos del seis por ciento desde agosto”, aseguró a La Voz un comerciante del rubro de una importante marca internacional.

Si bien en este caso el dólar con el cual se importa la mercadería registra un mínimo ajuste, el impacto de la inflación en los costos determina estas decisiones, explicó la fuente que pidió reserva.

En el mercado inmobiliario, “no han ocurrido fluctuaciones, pero sí cuando pegó el saltito (a 184 pesos) hubo ofertas más agresivas de gente que estaba negociando alguna compra, sobre todo de unidades para inversores”, dijo Sergio Villella, operador inmobiliario.

El mundo también empezó a jugar en la suba de costos para la industria. “Hay problemas con la llegada y la salida de buques, han ido sumándose inconvenientes, temas sanitarios, la bajante del río Paraná o problemas para que lleguen insumos, como en nuestro caso tapones especiales que ahora valen más”, indicó el gerente de una alimentaria.

“Tuve cambios por el precio del dolar, pero no son exagerados, están entre 2 y 4% y en pesos”, comentó un distribuidor de repuestos para automóviles.